Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y Ciudad de Guatemala

IMPORTANCIA DE LA LACTANCIA MATERNA

Conocer realmente sobre lo importante que es alimentar a tus bebés con leche materna, aportará grandes beneficios a su vida desde el primer día de nacimiento.

Más allá de una frase común que es el “mejor alimento infantil que existe”, la ciencia ha demostrado que es el más equilibrado y completo porque contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del recién nacido. Además, aporta a su sistema inmunológico y salud a largo plazo, por ejemplo, previene la obesidad y favorece a un mayor coeficiente intelectual.

Pero ¿Qué hay de la madre?

La lactancia materna contribuye a la recuperación tras el parto, reduce el riesgo de sufrir depresión posparto, incluso se ha comprobado que se asocia a un menor riesgo de osteoporosis y varios tipos de cáncer.

Además del ahorro económico, te presentamos sus principales beneficios:

*Es la continuación del proceso natural de reproducción.

*La succión estimula la producción de hormonas que contraen el útero y ayudan a eliminar los loquios (restos de sangre y placenta que quedan tras el parto). La lactancia materna ayuda a incrementar los niveles de la oxitocina, hormona que ayuda a reducir el sangrado postparto y a contraer el útero, para que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad más pronto.

*Ayuda a la madre perder peso de forma natural – Dar de mamar consume entre 450 y 500 calorías al día, contribuyendo a perder peso más rápido después del embarazo.

*Ahorro de tiempo y dinero – La leche materna es gratis y el precio de la de fórmula de bebé es bastante alto, así que el ahorro es considerable. Además, está siempre lista y disponible. No requiere preparación ni recipientes especiales, está a la temperatura ideal y el bebé decide la cantidad que necesita.

*Favorece el descanso – Las tomas nocturnas son más fáciles ya que la hormona prolactina, que estimula la producción de leche, tiene un efecto relajante en madre y bebé.

Beneficios para los bebés

El calostro de los primeros días, tiene un alto contenido en proteínas y es el alimento perfecto para satisfacer las necesidades del recién nacido. Esta leche de apariencia entre blanca y amarillenta es rica en nutrientes y anticuerpos que el bebé necesita justo después de nacer.

Proporciona gran cantidad de defensas inmunológicas y estimula el desarrollo de su propio sistema inmunológico. El calostro contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora, la cual forma una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta del bebé, precisamente las partes más susceptibles a virus, bacterias e infecciones.

Esta ayuda a reducir la absorción de bilirrubina y los problemas de ictericia. Si el bebé ingiere la leche materna suficiente, eliminará el excedente de bilirrubina a través de las heces. Además, tiene un efecto laxante, se digiere fácilmente y es por eso que el bebé la demanda frecuentemente, lo que facilita la estimulación de leche materna.

Una investigación realizada en el Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich en Suiza señala que la lactancia materna es la mejor leche entre los mamíferos. Su composición es inimitable, por lo que las fórmulas lácteas para bebés nunca llegarán a superarla.

Principales beneficios de la leche materna

*Proporciona los nutrientes necesarios en la proporción y temperatura adecuados. La leche materna ofrece la combinación ideal de nutrientes para el bebé, incluyendo las vitaminas, proteínas y grasas que necesita. Además, su composición cambia conforme crece el bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo.

*Se digiere y asimila con gran facilidad. Esto previene incomodidades en el bebé relacionadas con su insipiente sistema digestivo, incluyendo diarrea, estreñimiento y cólico.

*Proporciona anticuerpos de la madre y alarga el periodo de inmunidad natural. La leche materna contiene anticuerpos que le ayudan a tu bebé a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones.

Pero aún más importante, debido a que provienen de la madre, los anticuerpos que se transmiten son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que el bebé está expuesto en su medio ambiente. La nutrición en las primeras etapas de la vida del bebé es determinante en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé.

*Previene las alergias. Los bebés alimentados con leche materna también sufren menos alergias a alimentos, factores ambientales y en la piel. Según La Liga de la Leche, la lactancia materna previene las alergias por dos razones: 1 -El bebé está expuesto a menos alérgenos en los primeros meses de vida, que es la etapa más susceptible y 2 -La cubierta protectora que ofrece el calostro evita que potenciales alérgenos penetren el sistema del bebé.

*Los cambios de sabor, según la alimentación de la madre, preparan al niño para aceptar mayor variedad de alimentos. La variedad de sabores que recibe el bebé en la leche materna lo prepara mejor para aceptar los diferentes sabores de la comida sólida.

*Y por supuesto crea un fuerte vínculo entre madre-hijo. Cubriendo necesidades como la proximidad y seguridad que favorecen la autoestima del niño y la relación con su madre.

Cualquier consulta que tengas sobre este tema, nuestros pediatras, enfermeras y ginecólogos están disponibles para atender tus necesidades en esta etapa tan importante para ti y tu bebe.

Leave a comment